Un periquito como mascota: Cuidados y recomendaciones


Un periquito como mascota: Cuidados y recomendaciones

Tener un periquito de mascota puede ser algo muy tierno pero a la vez demanda muchos cuidados. Muchas más personas optan por este tipo de animal para tener en casa y amenizar sus mañanas con el canto. Pero no son sencillos de mantener, por eso preparamos los mejores consejos que te ayudarán a cuidarlo, atenderlo y preservar su vida por mucho tiempo.

¿Cómo es el cuidado de un periquito como mascota?

Para algunos el proceso de cuidar un periquito como mascota puede ser sencillo. Sin embargo, hablamos de una vida la cual debemos alimentar, proteger, mantener saludable y estable. Este tipo de aves se caracterizan por crear un nivel de empatía grande con sus dueños. Son animales asequibles y su mantenimiento es bastante económico. Si quieres tener una de estas mascotas bien atendidas sigue estos valiosos consejos:

Alimentación

Jaula

El tamaño de la jaula debe ser lo más grande posible para que estas no se atrofien a tal punto de olvidar volar. Es fundamental tenerlos en una jaula para evitar que se escapen y mueran rápidamente en la intemperie. Son animales de hogar que podrían perjudicar enormemente si salen de la jaula. Pero más allá de esto, debemos enfocarnos en un espacio verdaderamente amplio. En caso de no poder proporcionar una vivienda de gran tamaño es mejor buscar otro tipo de animal.

Higiene

El proceso de limpieza de un periquito es realmente rápido y fácil de lograr. En la parte inferior de la jaula hay una bandeja extraíble que podemos sacar y limpiar. Este procedimiento se debe realizar una vez por semana y lavarla muy bien. Si usas jabón debemos quitar todo exceso del químico de ella.

Un dato curioso es que estos animales se arraigan mucho a la rutina. Por eso debes hacer el proceso de limpieza el mismo día de la semana y a la misma hora. Con respecto al baño podemos recurrir a accesorios especializados para hacerlo. A ellos les encanta tomar una ducha y podemos hacerlo en un grifo, en nuestra palma de la mano o dentro de la jaula. Como últimos consejos podemos pulverizar sus plumas en agua templada.



Artículos relacionados

Cómo desinfectar césped artificial para tu mascota

Cómo desinfectar césped artificial para tu mascota

Para poner a punto el c�sped artificial y prepararlo para los meses de verano, es importante desinfectarlo y limpiarlo. Su mantenimiento puede ser una tarea sencilla, pero no debes descuidar la desinfecci�n, especialmente si tienes mascotas. En Econatura somos especialistas en la instalaci�n de c�sped artifi

Aprende a interpretar los movimientos y el lenguaje de un gato

Aprende a interpretar los movimientos y el lenguaje de un gato

Al igual que sucede con los perros (y con cualquier otro tipo de animal, sea de la especie que sea), los gatos tienen un lenguaje propio a través del que se comunican, tanto entre ellos mismos como con los humanos. Aunque en este último caso, claro, la tarea a menudo les resulta frustrante: nosotros, sus dueños, no siempre sabemos interpretar

Consejos para pasear a tu perro como es debido

Consejos para pasear a tu perro como es debido

Sin lugar a dudas, el momento de salir a pasear es uno de los más anhelados por nuestro perro, y más si vivimos en una ciudad y pasa la mayor parte del tiempo encerrado en un piso. Es por ello que debemos intentar que estos ratos sean tan agradables para el animal como para nosotros, ya que si nos tomamos las necesarias salidas diarias como una

Ansiedad en perros: Cómo evitarla

Ansiedad en perros: Cómo evitarla

Que un perro muerda los muebles, ladré, gimotee, mee o cague alguna vez dentro de casa son acciones absolutamente naturales. Eso sí, siempre que no formen parte del día a día de vuestra convivencia. Si este tipo de conductas permanecen en el tiempo, lo más recomendable es que, además de prestar más atención a su comportamiento, intentes d

¿Estoy preparado para tener una mascota?

¿Estoy preparado para tener una mascota?

Sin lugar a dudas, meter a un animal de compañía en tu hogar (y, por tanto, en tu vida) es una decisión que no debe tomarse a la ligera. Ni mucho menos. Si acudes a un refugio de acogida para animales podrás comprobar la cantidad de perros y gatos que habitan allí enjaulados (de hecho, muchos de estos centros están desbordados y carecen de e