Consideraciones antes de comprar o adoptar un perro


Consideraciones antes de comprar o adoptar un perro
Si estás pensando en adquirir un perro, te recomendamos que antes de dar el importante paso de introducir a un nuevo miembro en tu familia tengas en cuenta una serie de consideraciones. La primera de ellas, y que debe primar sobre el resto, es que pienses antes por él que por ti, que te pongas en su lugar y no te dejes llevar simplemente por tus necesidades y/o deseos. Es decir, que no seas egoísta. Incluso si te ofrecen un perro regalado, tómate tu tiempo antes de aceptarlo, ya que tal vez no reúnas las condiciones para proporcionarle a tu nuevo compañero una vida digna y feliz.

Comprar o adoptar  

Esta es una de las dudas más comunes para aquellas personas (concienciadas) que desean introducir un perro en sus vidas. Por nuestra parte, te aconsejamos que, antes de comprar, te des una vuelta por algún refugio o perrera, al menos para que te hagas una idea de qué tipo de ejemplares viven allí. Además de encontrar perros de infinidad de razas y edades, en estos lugares de acogida descubrirás que cada perro tiene una personalidad muy distinta, y, con un poco de suerte, probablemente allí encuentres al idóneo para ti. Asimismo, adoptar un perro es mucho más barato que comprarlo, sobre todo si lo que andas buscando es un ejemplar de raza.

Tiempo disponible

Si no dispones de bastante tiempo libre para dedicárselo a tu nuevo amigo peludo, te pedimos que desestimes la opción de introducirlo en tu vida. Será lo mejor, tanto para ti como para él. Piensa que, además del tiempo que deberás destinar a sacarlo tres veces al día (todos los días, sábados y domingos incluidos) y a cuidar de su higiene (lavarlo con regularidad, cepillarlo si es preciso, etc.), vas a tener que pasar tiempo con él, haciéndole compañía y jugando, ya que un perro, así como un hijo o una pareja, también tiene necesidades emocionales. No atenderlas puede derivar en patologías como ansiedad o depresión, cada vez más habituales en perros que residen en un entorno urbano.

Recursos económicos

Tener un perro conlleva muchos gastos. Antes de adoptar o comprar uno, debes hacer cálculos para determinar si con tus recursos económicos vas a ser capaz de hacerles frente. Aparte del desembolso inicial (chip, cama, bebedero, esterilización, etc.) y de los gastos regulares (comida, vacunas, productos de higiene, etc.), tu bolsillo debe estar preparado para afrontar posibles gastos inesperados (veterinario, plus en el coste de tus viajes si no quieres dejar sola a tu mascota, etc.).

Tamaño del perro

Aunque parezca una obviedad, muchas personas no tienen en cuenta este factor cuando se decantan por un ejemplar determinado. Si no dispones de una casa con jardín y/o terraza de dimensiones considerables, te instamos a que desestimes hacerte con un perro grande: su estado anímico y su salud física se resentirán antes o después. Asimismo, recuerda que, según la raza, unos perros necesitan hacer más deporte que otros. Por lo general, cuanto más grande es un perro, mayor es su necesidad de estar activo, pero no te dejes guiar solo por esta consideración, ya que hay perros pequeños y medianos que también precisan de actividad regular, continua e incluso intensa. Es el caso, por ejemplo, de los Teckel, cuyas cortas extremidades y su estructura alargada suelen acarrearles problemas serios de espalda si no se ejercitan de manera correcta.

Convivencia con otros seres vivos

Ya que un perro pasa a formar parte de nuestra familia en el mismo instante en el que traspasa el umbral de su nuevo hogar, hemos de tener muy presente qué opinan el resto de personas con las que va a convivir (nuestra pareja, nuestros familiares, etc.). Y en el caso de que tengamos hijos, lo mejor es que realicemos algún tipo de prueba previa para ver cómo reacciona en presencia de un perro, a ser posible el mismo que hayamos elegido para que nos acompañe a lo largo de los siguientes años. Asimismo, si ya tenemos alguna otra mascota, hemos de comprobar que esta va a llevarse bien con su nuevo compañero. Y, detalle no poco importante, también debemos atender a nuestro entorno: ¿tenemos vecinos quejicas? ¿Contamos con alguien de confianza que pueda hacerse cargo de nuestro perro en caso de necesidad?


Artículos relacionados

¿Por qué su perro tiene miedo de los animales?

¿Por qué su perro tiene miedo de los animales?

El miedo de un perro a otros animales puede tener más importancia e incidencia en su vida, y también en la tuya de lo que nunca pudiste imaginar. Algunos perros tienen miedo de todos los animales. Otros perros solo temen a los animales desconocidos. Y aún otros tienen miedo de ciertas especies: ¡muchos perros tienen miedo de los gatos! La

Consejos para pasear a tu perro como es debido

Consejos para pasear a tu perro como es debido

Sin lugar a dudas, el momento de salir a pasear es uno de los más anhelados por nuestro perro, y más si vivimos en una ciudad y pasa la mayor parte del tiempo encerrado en un piso. Es por ello que debemos intentar que estos ratos sean tan agradables para el animal como para nosotros, ya que si nos tomamos las necesarias salidas diarias como una

Ansiedad en perros: Cómo evitarla

Ansiedad en perros: Cómo evitarla

Que un perro muerda los muebles, ladré, gimotee, mee o cague alguna vez dentro de casa son acciones absolutamente naturales. Eso sí, siempre que no formen parte del día a día de vuestra convivencia. Si este tipo de conductas permanecen en el tiempo, lo más recomendable es que, además de prestar más atención a su comportamiento, intentes d

Educa a tu perro de manera correcta

Educa a tu perro de manera correcta

En el argot canino, existe una distinción bastante clara entre ‘educación’, ‘adiestramiento’ y ‘obediencia’, por lo que hemos considerado oportuno aclarar los conceptos antes de entrar de lleno en materia. Con ‘educar’ solemos referirnos a la educación a la que suele someterse a los cachorros, a diferencia del ‘adiestramiento’, que su

Las razas de perro que mejor se adaptan a los niños

Las razas de perro que mejor se adaptan a los niños

Elegir una raza determinada de perro no es una tarea que deba tomarse a la ligera, y mucho menos si tenemos niños pequeños en casa. En tal caso, te recomendamos que, antes de dejarte llevar por el aspecto de un ejemplar en particular —porque “es muy bonito” o porque tu hijo se ha encaprichado del mismo—, te tomes cierto tiempo para estudiar